NEIL RAMBALDI “A Call to the Wild”


NEIL RAMBALDI    “A Call to the Wild” – Prismism Music – 2017 

           Han sido ya casi doce años desde que tuve la oportunidad de escuchar el anterior y primer trabajo de este talentoso guitarrista norteamericano llamado Neil Rambaldi, tiempo en el cual ya se vislumbraba su inherente capacidad de retratar auténticos paisajes a partir de las seis cuerdas, de inspirar sentimientos y emociones conforme va desplegando su talento a través del mástil, de ahí que hace un tiempo luego de agarrar ese álbum “Perpetual Horizon” y recordarlo una vez más en el reproductor, nos empezábamos a preguntar que habría sido de él, y mira que sorpresa: nada menos el lanzamiento de su segundo CD solista oficial “A Call to the Wild” ha tenido lugar hace poco tiempo, y tal cual como en su debut, te permite acceder a todo un sinfín de detalles y aventuras a descubrir si es que te gusta explorar el siempre fascinante mundo de la guitarra y el virtuosismo. 

            El efectivo seiscuerdista gringo tiene por ahí una serie de recursos que son articulados mágicamente a través de creativas composiciones, algunas con un toque sencillo, melódico y bastante conmovedor, como en ese fantástico medio tiempo de arranque como es “When the Days were Young”, una pieza que de inmediato cautiva por su aliento bluesy y que poco a poco va decantando en un hard rock más potente en su efecto. Contrasta en cierto modo con la siguiente “The Day the tides stood still” que te llevará a través de una serie de notas con lo acústico y el blues como nota definitoria machacando con todo ese aspecto más sensible que el guitarrista tiene para dar de sí. Y en “Mi Corazón” saca a relucir una serie de tonos de raíz más latina mucho más alegres y festivos tal como los trabajos del mítico Carlos Santana (una de las principales influencias de Rambaldi al igual que el recordado Jimi Hendrix). 


             A diferencia de su primer disco quizás se echa de menos algo más de guitarras duras y heavies, dando en lugar de ello más cabida a lo acústico y sentimental. En este sentido lo hecho por Neil pone una cuota de distinción que lo aleja de lo que en el pasado conocimos de él con composiciones como “And the Sun Goes Down…”, el extenso “The Sleeper” o ese final “A Call to the Wild”. Otros que definitivamente se quedan estancados en lo atmosférico y experimental pero sin mucha sustancia que logre ese efecto memorable de su debut (temas como “The Punchline” o “Shadow Armada” no pasan más allá de quedarse en buenas intenciones pero sin descollar a fin de cuentas por ninguna parte). 

        Sin duda que a pesar de contar con un arranque prometedor, a ratos pareciera agrietarse con algunas composiciones mucho más experimentales y no tan sensacionales como antaño. De lo más encomiable sin duda está el inicial “When the Days were Young” y ese más rockero y movedizo “Wild Seed”, así como la más heavy y rápida “Brave New World” donde mejor se notan aquellos argumentos que sólidamente demostrara en su primer álbum. Desde luego que para los amantes de las seis cuerdas, Rambaldi tiene aún algunas cuantas artimañas que más de alguna sonrisa podrá sacar. 

FORMACIÓN: 

Neil Rambaldi - Todos los instrumentos, voz



WEBSITE: http://www.neilrambaldi.com y en http://www.facebook.com/neilrambaldi 

SONIDO: 8
PORTADA: 5
VOZ: 6
MÚSICA: 6

NOTA FINAL: 6,2 / 10
Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

MUNDO ROCK PODCAST

SYMPHONITY “King of Persia”

SINIESTRO “El Elegido del Mal”